Skip to content
LNA

BUSCÁNDOME

Ha pasado mucho tiempo desde que cogí mi guitarra y di forma a esta canción.

Por entonces me buscaba tratando de encontrar todas las respuestas y me enfadaba cuando no conseguía entender y resolver los puzzles a la perfección. La impaciencia reinaba y no me dejaba avanzar. Caí y mis heridas tardaron en cicatrizar pero poco a poco esas cicatrices trajeron nuevas oportunidades. Pero de esto uno solo se da cuenta cuando sale, porque cuando se está en medio de la tempestad lo único que te queda es nadar y nadar hasta que llegue la calma.

Porque es cierto eso que dicen de que después de la tempestad llega la calma, te lo seguro.

Luego vendrán nuevas tempestades pero nunca tan grandes e inmensas.

Y mientras tanto seguiremos buscándonos y aprendiendo, en eso consiste esta maravillosa vida.

 

 

Elena Ruiz Lopez Administrator

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *